Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para dar un mejor servicio.
Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. más información
entendido

Maraton Divina Pastora La Pappardella
La Pappardella y Maratón Valencia: alimenta tu esfuerzo
Noticias

La Pappardella marida sus platos de pasta a la perfección con las necesidades energéticas de los runners en la nueva edición de Maratón Valencia.


A nadie se le escapa que un buen plato de pasta —igualito que los que tenemos en La Pappardella– es una fuente de hidratos de carbono que puede desatar nuestra energía cuando nos enfrentamos a un reto deportivo. Y qué reto hay mayor que una maratón.

Una vez más, el mundo del running se prepara para acoger una de las citas deportivas más importantes de la ciudad: el Maratón Valencia. En la edición de 2014, más de 30.000 corredores y acompañantes hicieron de Valencia ‘la ciudad del running’ por excelencia y, este año, la previsión es que se superen las expectativas.

Desde Al Pomodoro, y por extensión, toda la familia de Vicios Italianos, hemos querido formar parte de la interesante iniciativa que la Fundación Trinidad Alfonso y Coca Cola han organizado para hacer partícipe al sector hostelero de este evento que consigue, en cada edición, ser cita imprescindible en el calendario de circuitos.

Maraton Divina Pastora La Pappardella

Ya en la edición de 2014, nuestros restaurante en el centro de Valencia fue ‘sede’ de muchos corredores que participaban en la prueba y en 2015 queremos repetir experiencia. Y no solo eso. Las cartas de Al Pomodoro y Sorsi e Morsi se adaptan los días previos a la Maratón para ofrecer a los atletas propuestas específicas adaptadas a su dieta deportiva. Porque somos conscientes de la importancia de llevar una buena alimentación, parte del secreto del éxito. Pero también preparamos platos con auténtico sabor italiano para todos los incondicionales que acompañan a los runners en su peregrinación por el circuito de maratones. Porque ellos son clave en el cruce de meta de cada corredor.

Así que ya sabes, maratoniano, cómete cada kilómetro de asfalto. Comienza comiéndote el mundo en la parrilla de salida. O al menos, la ciudad de Valencia. Tienes por delante 42,195 km. La Pappardella te espera antes y después de cruzar la línea de meta.